Terapia de la Acupuntura

Acupuntura

ACUPUNTURA
acupuntura

Piedra que se convirtió -en el correr del tiempo– en fina aguja. La tradición popular ubica los orígenes de la acupuntura hace más de 10.000 años en China. Fue una gracia del azar ese darse cuenta de que al presionar ciertas partes del cuerpo se lograban efectos terapéuticos. Al principio se usaban unas piedras planas afiladas para pinchar ligeramente ciertos puntos de la superficie corpórea. Luego las piedras se fueron afinando más; también se empleaban astillas de hueso y de bambú. Con la invención de la metalurgia se fabricaron agujas de cobre, hierro, bronce, plata y oro.

Se empezaron a diseñar agujas de formas específicas con distintas finalidades terapéuticas. En el siglo II a.C ya se habían inventado nueve tipos de agujas que se multiplicaron por todo el mundo. “La aguja de acupuntura es un instrumento que puede servir para volver a tejer los hilos de la energía en el complejo tapiz del sistema energético humano, cuando el desgaste de la vida desarregla la trama normal”, escribe Daniel Reid, autor de Medicina tradicional china.

ACUPUNTURA, TECNICA

Especialistas comentan

La doctora Mulan Chow de Cuan fue una de las personas que difundió la acupuntura en Venezuela en los años setenta. Sus hijas, las doctoras Wendy Cuan y Guesh Shaulien Cuan han continuado desarrollando el trabajo de su madre en Venezuela, y Estados Unidos, respectivamente. Ambas destacan que para entender plenamente este método terapéutico se deben conocer los principios que lo sustentan. Para la medicina tradicional china, el organismo humano es un reflejo microcósmico del universo macrocósmico; todo un mundo interno compuesto por los mismos elementos y energías, y sujeto a las mismas leyes naturales. “El cuerpo se concibe como una entidad total que no es divisible, cuyo bienestar corpóreo, mental y emocional guarda una estrecha interrelación tanto con su medio ambiente como con la sociedad en la que se desenvuelve”, afirma la doctora Guesh Shaulien Cuan.

manual

Tres premisas filosóficas son el punto de partida de los tratamientos médicos chinos: 1) La energía es la esencia de todo lo que existe en el universo y está en permanente transformación; 2) La energía se manifiesta en dos elementos, el yin y el yang, que son opuestos, complementarios e interdependientes; y 3) La energía fluye a lo largo de cinco elementos: agua, metal, madera, fuego y tierra.


Cuando las energías elementales del organismo humano se mantienen en un estado natural de equilibrio dinámico y armonía funcional, hace ‘buen tiempo’ dentro del cuerpo y florece el jardín de la salud humana, tanto mental como físicamente. Pero cuando se rompe, se pueden producir inundaciones, sequías y otras formas de ‘mal tiempo‘ que ocasionan perjuicios al paisaje interno“, escribe Reid. Alimentación sana, masajes, ejercicios y acupuntura son algunos de los métodos que devuelven al organismo humano su estado de equilibrio.

Técnica de acupuntura

También puedes leer: Usos del Árnica, Botánica y Salud

¿Te gustó?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *